Os propongo una idea para dar una segunda oportunidad a un cojín que parece que tiene los días contados. Tenía un cojín relleno de bolitas de polistireno, que se le había hecho algún agujerito en el forro y estaba perdiendo su interior; así que aproveche un trozo de tela y le hice una funda para poder seguir disfrutando de él. Este fue el resultado

La tela que tenía es tela del Ikea, que puedes personalizar coloreando con rotuladores permanentes para tejidos. La tela es el modelo TIDNY

Antes de la transformación el cojín estaba así de mal.

Le hice una funda de tela de algodón con cremallera, para evitar que se perdieran mas bolitas; aunque se salgan del cojín se quedarán dentro de la funda de algodón.


Sólo con esta funda, ya parece otro!

…pero vamos a mejorarlo un poco mas. Con una tela de Ikea  hice una sencilla funda; sólo hay que cortar una pieza de tela de 4 cm mas del ancho y un 10 mas del doble de largo del cojín para el que queramos hacer la funda. Los centimetros de mas es para tener margen para las costuras.
Como veis es muy sencillo, solo hay que coser los bordes, dejando una abertura para meter el cojín.


Enfundamos el cojin en la nueva funda….

… y listo!! A disfrutar de cojín nuevo!

Igual que en entradas anteriores con esta “SusIdea” participo en RUMS España; si queréis ver los RUMS de esta semana, los tenéis aquí.

Escrito por Las Ideas De Susi
Las Ideas De Susi. Me encanta el crochet, knitting, hilos, costura, DIY,....